domingo, 26 de febrero de 2012

Rituales

No sé, hace mucho que no escribo de ti. Parece un viejo ritual que había dejado abandonado; uno que retomo de vez en cuando, cada vez que siento que trastabillo a lo largo de la vida.
A veces me pregunto, ¿Por qué te recuerdo? ¿Por qué me aferro a recordarte como si fueras algo realmente bueno? Lo pienso por algunos instantes, sonrío y me decepciono, porque sé que tú ya me olvidaste, porque sé que yo nunca fui una parte importante de tu vida como tú lo fuiste de la mía. Me acuerdo de todo como si tratase de encontrar el error que debo corregir. La cague cientos de veces y tú otros cientos de veces más. Las relaciones no acaban solo de un lado, cuando hay problemas uno debe aceptar que ambos cometieron errores. Sin embargo me doy cuenta de que no se trató de errores, no se trató de cagarla mil una veces; se trataba de que por más que yo lo intentara, jamás lograría estar dentro de ti, dentro de tu corazón. No te juzgo porque no me concierne. Tampoco te lo puedo recriminar, porque yo sé que no estabas obligado a quererme, pero es raro. Uno se esfuerza, porque quiere hacerlo, porque cree que vale la pena. Uno sigue intentado, porque espera que tarde o temprano su esfuerzo se vea recompensado y me siento estúpido porque siempre menciono esta parte, pero no puedo olvidarla, es el punto cumbre del porqué seguí a tu lado. Es la razón por la cual no quise irme a pesar de que tú ya no me querías a tu lado.
No sé, uno trata de explicar lo que no se puede explicar. Uno trata de revivir lo que nunca estuvo vivo. Te extraño porque eres al único que aprendí a amar, te aprendí a amar a ti entre promesas que me deformaron la moral para siempre. Entonces, ¿qué hago? No eres el único de mi vida, es imposible que lo seas, pero es difícil cambiar los patrones, es difícil volver a darlo “todo” sabiendo que las personas tarde o temprano se van. Es difícil volver a tener esperanza cuando lo que aprendiste es a no tenerla o por lo menos a no mostrarla.
A veces quisiera soñar contigo, por lo menos para verte; y si lo hago, tan siquiera saludarte, tan siquiera charlar unos momentos y saber que por lo menos hay un lugar donde todo salió bien, que si tal vez no estamos juntos como yo siempre quise, por lo menos logramos solucionar aquel problema que nunca existió.
Te extraño porque quiero extrañarte. Te quiero porque eras mi único amigo y hasta ahora no he podido encontrar alguien que juegue ese papel como tu; y te amo porque sin querer fuiste el primero, te amo porque contigo aprendí a cómo hacerlo y aunque terminase destrozado, me alegro de que por lo menos tengo el lujo de decir que era amor, que lo que yo sentí y viví era real.
Gracias a ti conocí cual era mi alcance y mi potencial, y aunque a veces te extrañe sé que estoy mejor sin ti. La vida aguarda, me queda mucho por hacer y atarme a tu recuerdo solo me retrasaría. Por eso he de seguir, he de conquistar al mundo con mis letras y sonreír, porque esta vez no va por ti, va por mí; por mí y por todos aquellos que se quedaron a mi lado cuando más los necesité. Porque eso hacen los amigos, no importa que todo se derrumbe, no importa que las palabras corten la piel del otro, al final todo se trata de escuchar, de perdonar y de continuar los unos junto a los otros.
Te deseo suerte y no te preocupes por mí, aunque sé que no lo harás, yo ya tengo todo lo que puedo pedir, y si necesitase más, ya tengo un “espíritu libre” y un vampiro que cuidaran de mí sin importar lo que pase.

2 comentarios:

Hombrecito Hojas ~ dijo...

Bendita sea la hora del renacer

Anónimo dijo...

ahhhhhhhh.... morí de nuevo mi querido amigo valkanio... hoy d enuevo mori porque tu sabes que necesito hacerlo un "cada tanto", pero no entiendo porque me siento tan vacía pero la diferencia es que hoy no tengo esperanza... como es usual porque no tengo realmente porque sufrir, parece que solo e spor gusto, en fin, solo tenia que leerte para sentir que alguien me entendía, quizá solo por un momento, pero lo hiciste al momento que escribiste eso, te quiero mucho amigo, en verdad lo hago y lo sabes.

Atte: Victor :3